Haciendo negocios en los Paises Bajos

  1. Introducción.
  2. Ley de Negocios.
  3. Tributación.
  4. Incentivos fiscales.

1. Introducción

El Reino de los Países Bajos (llamado generalmente Holanda) es bien conocido por su economía abierta y fuerte. Ha sido conocida por siglos como una nación de comerciantes exitosos, por ello, la orientación internacional es connatural a los holandeses. Esto también se refleja en la sociedad holandesa y en su legislación fiscal y tributaria. Por ejemplo, la ley holandesa de compañías no hace diferencia entre nacionales holandeses y extranjeros: las empresas creadas a partir de leyes extranjeras son libres de operar en los Países Bajos. Pueden ser parte de un contrato, participar en asociaciones y establecer entidades jurídicas holandesas.

La legislación fiscal holandesa cuenta con gran cantidad de incentivos que están especialmente dirigidos a empresas extranjeras que hacen negocios en los Países Bajos.

Seis razones para invertir en los Países Bajos:

  1. Los Países Bajos tienen una de las economías de mejor desempeño del mundo.
  2. Su marco legal es flexible y liberal para la organización de empresas por parte de compañías o personas que no residen en los Países Bajos.
  3. Su entorno fiscal es competitivo.
  4. Tiene una posición geográfica estratégica, en el centro de Europa; tiene el puerto marítimo más grande de Europa y uno de los aeropuertos más grandes de esta región, además de su excelente infraestructura tecnológica.
  5. Su fuerza laboral es altamente educada, multilingüe y flexible.
  6. Su nivel de vida es muy alto.

Una razón adicional para que las compañías no europeas decidan invertir en los Países Bajos es que, al formar parte de la Unión Europea (UE), los Países Bajos ofrecen acceso a esta región, en la cual hay libre circulación de personas, bienes, capital y servicios.

2. Ley de Negocios en los Países Bajos

2.1. Introducción

En comparación con otros países, los Países Bajos tienen un marco jurídico flexible y liberal para la organización de empresas dirigidas por compañías que no residen en este país. No hay restricciones especiales para las compañías extranjeras que desean iniciar un negocio en los Países Bajos o la creación de una entidad jurídica holandesa. La incorporación de una entidad legal holandesa es un procedimiento muy fácil y sencillo y no es muy caro. Entidades jurídicas holandesas son consideradas internacionalmente por sus buenas prácticas y, generalmente, son respetadas. Además, usualmente no hay objeción alguna a la contratación de personal especializado en los Países Bajos.

2.2. Formas jurídicas

Los empresarios extranjeros que quieren empezar un negocio en los Países Bajos pueden hacerlo mediante la creación de una entidad holandesa o por medio de un establecimiento permanente. Para los inversionistas extranjeros, los más importantes tipos de entidades incluyen una sociedad de responsabilidad limitada (en holandés: Besloten Vennootschap, BV; o en inglés: Private Limited Liability Company, Ltd.) y una sociedad anónima (en holandés: Naamloze Vennootschap, NV, o en inglés: Public Limited Liability Company); ambas son formas de personas jurídicas.

2.2.a. Sociedad de responsabilidad limitada (en holandés: Besloten Vennootschap, BV)

La sociedad de responsabilidad (BV, por sus siglas en holandés) es una persona jurídica con un capital autorizado dividido en acciones. Los accionistas son, en principio, únicamente responsables por las pérdidas de la empresa en cuanto a la cantidad de su capital social. La BV es un vehículo adecuado para una persona o un pequeño número de partes interesadas que deseen operar con responsabilidad limitada, para llevar a cabo un negocio. La incorporación de un BV es un procedimiento muy rápido y sencillo. Esta entidad se utiliza a menudo como “holding” en los Países Bajos, para efectos fiscales, debido a la elaborada red de tratados tributarios de Holanda.

2.2.b. Sociedad Anónima, S.A. (en holandés: Naamloze Vennootschap, NV)

Las características generales de una Sociedad Anónima (NV, por sus siglas en holandés) son similares a los de la BV. A diferencia de la BV, la NV puede emitir acciones al portador. Esto hace de la NV la forma usual de negocios para adoptar cuando el capital se adquiere a través de ofertas públicas. No hay restricciones a la cantidad que se reúna y las acciones de una NV son libremente transferibles.

2.2.c. Sucursal

Una sucursal es una operación comercial que lleva a cabo una entidad extranjera en los Países Bajos, de manera directa, sin necesidad de crear una entidad holandesa separada. Una sucursal es más fácil y menos costosa que una entidad holandesa; pero, ya que carece de personalidad jurídica, la entidad extranjera que dirige la sucursal es totalmente responsa en el Registro Mercantil de la Cámara de Comercio. En general, las cuentas financieras no necesitan ser publicadas.

2.2.d. Nuestros servicios

Todo nuevo negocio, ya sea realizado en la forma de una agencia (o sucursal) o de una persona jurídica, debe ser registrada ante la Registro Mercantil de la Cámara de Comercio y todos los cambios importantes en la empresa debe registrarse ahí. Además, todas las empresas que comienzan a operar en Holanda deben registrarse en la Secretaría de Rentas Internas de este país.

Russo Van der Waal puede asesorarle sobre cómo organizar mejor sus actividades de negocios en los Países Bajos y le ayudará a cumplir con todas las obligaciones legales y tributarias, en los Países Bajos.

3. Tributación en los Países Bajos

Durante siglos, Holanda (Países Bajos) ha sido caracterizada como una nación de comerciantes. A fin de mantener la economía holandesa fuerte e internacionalmente competitiva, el gobierno holandés ha creado un régimen tributario que estimula el espíritu empresarial y la inversión extranjera en los Países Bajos.

Los impuestos más importantes para las empresas que están comenzando a operar en los Países Bajos, son los siguientes:

3.1. Impuesto a la renta para sociedades

3.2. Impuesto a la renta para personas físicas.

3.3. Impuesto al valor agregado.

3.4. Derechos de aduana.

En el resumen que consta a continuación encontrará una breve descripción de estos impuestos, así como los incentivos que están disponibles para cada uno de estos impuestos.

3.1 Impuesto a la renta para sociedades

General

Una empresa de generación de ganancias paga el impuesto a la renta para sociedades.

Contribuyentes

La Ley holandesa del Impuesto a la renta para Sociedades distingue entre entidades residentes y entidades no residentes. Las siguientes entidades que figuran en la Ley del Impuesto sobre Sociedades están sujetas al impuesto sobre sociedades:

  • Las sociedades de responsabilidad limitada (BV, por sus siglas en holandés).
  • Las sociedades anónimas (NV, por sus siglas en holandés).
  • Sociedades limitadas abiertas.
  • Sociedades cooperativas y otras asociaciones basadas en el principio de cooperación.
  • Asociaciones con o sin personalidad jurídica y las fundaciones en la medida en que lleven a cabo un negocio.

Las entidades antes mencionadas están sujetas al impuesto a la renta para sociedades, sobre su renta mundial, si están establecidas en los Países Bajos. Las entidades no residentes de descripción similar están sujetas al impuesto en la medida en que se derivan de ciertos tipos de ingresos de origen holandés.

Las empresas establecidas en los Países Bajos son contribuyentes residentes, pagan el impuesto a la renta para sociedades, sobre su renta mundial. Las empresas que no estén establecidas en los Países Bajos, pero que obtienen ingresos de los Países Bajos, son contribuyentes no residentes. Estas empresas sólo pagan el impuesto a la renta para sociedades sobre sus rentas de los Países Bajos.

Tasas

El impuesto a la renta para sociedades es del 20% sobre los beneficios que ascienden hasta 200.000 euros. Una tasa de 25% se aplica sobre el exceso.

Retención de impuestos

Un impuesto de retención sobre dividendos se aplica a los dividendos salientes de las sociedades. Desde el 1 de enero de 2007, el impuesto de retención sobre  dividendos se redujo del 25% al 15%. Generalmente, este impuesto sobre los dividendos se puede usar como crédito para el impuesto a la renta para sociedades del destinatario, o se puede aplicar una exención al impuesto sobre los dividendos.

No hay impuesto de retención sobre intereses o regalías.

3.2 Impuesto a la Renta para Personas Físicas (IRPF)

General

Las personas residentes en los Países Bajos están sujetas al Impuesto a la Renta para Personas Físicas (IRPF), aplicadas a su renta mundial. El impuesto a la renta se aplica junto con las contribuciones de seguridad social nacionales que tiene un individuo. Los no residentes sólo están sujetos al IRPF holandés sobre determinados elementos de los ingresos derivados de fuentes holandesas, como rendimientos del trabajo en los Países Bajos.

La ley de impuestos personales, que entró en vigor en 2001, distingue tres tipos de ingresos que están sujetos al IRPF, y los clasifica bajo los denominados “cuadros”. Cada uno de estos tres cuadros tiene sus propias reglas para la determinación de la base imponible y de su propia tasa de impuestos. Cada forma de ingreso se grava en una sola casilla.

Cuadro 1: base imponible del trabajo y viviendas    

Base imponible del trabajo, y de la primera vivienda propia, es la cantidad total de:

  • El resultado neto de las actividades de negocio.
  • Los ingresos del empleo.
  • Los ingresos de otras actividades, tales como el ingreso neto autónomo, pagos por servicios e ingresos por derechos de autor.
  • El ingreso fictivo de una vivienda ocupada por el propietario, disminuido por ciertos pagos de intereses de hipoteca.

El tipo de gravamen del Cuadro 1 es de tipo progresivo hasta un 52%. La presión fiscal efectiva puede ser fuertemente disminuida, haciendo uso de los incentivos fiscales que están disponibles de acuerdo con la legislación tributaria holandesa.

Cuadro 2: base imponible del interés sustancial

Ingresos de acciones  en caso de interés sustancial de 5% o más. Se considera ingresos los dividendos y a las ganancias por venta de las acciones. Un contribuyente se considera tener un interés sustancial en una sociedad limitada o anónima si, ya sea solo/a o junto con su pareja, tiene al menos el 5% de las acciones, directa o indirectamente. Para los no residentes, el ingreso de un interés sustancial sólo está sujeto a impuestos si el interés es importante en una sociedad residente en los Países Bajos.

La base imponible de un interés sustancial se grava a un tipo fijo del 25%, de lo cual la sociedad limitada o anónima retiene el 15 % del impuesto sobre los dividendos otorgados/emitidos al socio/accionista.

Cuadro 3: base imponible del ahorro y la inversión.

El impuesto que grava las rentas del ahorro y las inversiones se basa en el supuesto de que un rendimiento fiscal del 4% se realiza sobre la situación patrimonial, con independencia de la rentabilidad real. El rendimiento del 4% está gravado con un tipo fijo del 30%, lo cual genera una presión fiscal efectiva del 1,2%. Los activos netos (es decir, disminuidos por deudas y ciertas exenciones) que corresponden al cuadro 3 son:

  • Ahorro, como balances de cuentas bancarias.
  • Una segunda casa o propiedad de alquiler.
  • Las acciones y otros valores.

Los contribuyentes tienen derecho a un umbral libre de impuestos para los ingresos correspondientes a este cuadro, de € 21.139.

Artículos deducibles

El Impuesto a la Renta para Personas Físicas (IRPF) establece imponer rebajas, lo que es efectivamente un descuento en el monto del impuesto y de los premios a pagar, y en los elementos deducibles (tales como gastos médicos o gastos de estudio), lo cual reduce la cantidad de impuestos a pagar.

Retención de impuestos

En general, la retención de impuesto sobre remuneraciones constituye un pago anticipado del IRPF, lo cual todos los empleadores en los Países Bajos están obligados a retener de los pagos a sus empleados.

3.3 Impuesto al Valor Agregado (IVA)

General

El Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) es un impuesto general sobre el consumo de bienes y servicios en los Países Bajos. Los principios y la estructura del IVA constan en la legislación de la Unión Europea (UE). Sin embargo, estados miembros de la UE mantienen un margen de discreción en ciertas áreas, como en las tasas del impuesto. Por esta razón, el IVA en los distintos Estados miembros de la Unión Europea es muy similar.

Contribuyentes

Personas (tanto físicas como jurídicas) que ejercen una actividad comercial están sujetas al IVA. En su forma más simple, una empresa va a cobrar el IVA sobre sus ventas, pero tendrá derecho a deducir el IVA que debe pagar por sus compras. Cualquier negocio que hace las entregas de bienes o servicios en los Países Bajos, en principio, está obligado a registrarse y a pagar el IVA. Al registrarse para el IVA en los Países Bajos, el negocio recibirá un llamado número de IVA.

Las combinaciones de los contribuyentes que forman una sola entidad financiera, organizativa y económica pueden ser consideradas como una unidad fiscal a efectos del IVA: el suministro de bienes y servicios dentro de la unidad fiscal no está sujeta al IVA.

Hecho imponible

Las siguientes operaciones están sujetas a impuestos con IVA:

  • la oferta de bienes y servicios en los Países Bajos por un negocio.
  • la adquisición de bienes por una empresa en los Países Bajos desde otro país de la UE.
  • la importación de mercancías en los Países Bajos de fuera de la Unión Europea.
  • la oferta de comercio electrónico a una sociedad residente de una sociedad no residente.
  • la oferta de comercio electrónico a una persona o entidad que no es una empresa a efectos el IVA de un país fuera de la Unión Europea.

Tasas

La tasa general del IVA es del 21 %, desde 1 de octubre de 2012. Un tipo reducido del 6% se aplica al suministro de bienes y servicios, tales como alimentos, productos farmacéuticos y la entrada a museos. Una tasa cero se aplica a las exportaciones y a las denominadas entregas intracomunitarias.

Exenciones

Ciertas transacciones están claramente definidas como exentas del pago del IVA; esto significa que no debe calcularse el IVA sobre estas transacciones. Operaciones exentas y operaciones de tipo cero se diferencian en que la aportación del IVA sobre gastos asociados a las transacciones exentas no es deducible.

Declaraciones del IVA

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) se aplica sobre la base de la auto-evaluación, el empresario tiene la obligación de presentar declaraciones de impuestos. Las declaraciones de impuestos pueden presentarse mensual, trimestral o anualmente. El importe del IVA que paga un empresario determinará el período para el cual debe presentar una declaración de impuestos. Todas las declaraciones de IVA se deben presentar electrónicamente.

3.4 Los derechos de aduana

Holanda es uno de los seis miembros fundadores de la Unión Europea. En su nacimiento, la Unión Europea estuvo conformada por economías nacionales distintas. Las mercancías que cruzaban las fronteras fueron detenidas para realizar el papeleo y el pago de los derechos de aduana. Hoy, por el contrario, la UE es esencialmente una  economía de mercado única. Las mercancías pueden moverse ahora libremente a través de las fronteras nacionales de los 27 Estados miembros de la Unión Europea y se han suprimido los derechos de aduana en las fronteras interiores. La unión aduanera es un sistema uniforme de tasación de las importaciones sólo en las fronteras externas de la UE.

Los derechos de importación de la UE deben ser pagados cuando los productos circulan libremente dentro del territorio aduanero de la Unión Europea.

4. Los incentives fiscales

En comparación con otros países, Holanda es conocida por su clima fiscal muy competitivo. El sistema fiscal holandés tiene una serie de características que lo hacen atractivo para las empresas extranjeras, tales como:

  1. La exención de la participación: es para compañías la exención total de impuestos a los dividendos y la ganancia de capital de las participaciones de 5 % o más.
  2. Red de Tratados: es una de las redes más grandes de tratados para evitar la doble imposición
  3. Tratamiento en grupo.
  4. Ausencia de retenciones sobre regalías salientes e intereses.
  5. La ausencia de impuesto sobre las aportaciones.
  6. Resolución anticipada de impuestos (‘tax ruling’): es un acuerdo de antemano con las autoridades fiscales sobre las consecuencias tributarias de las actividades de los contribuyentes.
  7. 30% exento de impuestos: es una exención de impuestos del 30% sobre las remuneraciones de profesionales (bajo relación de dependencia) especializados y no residentes, que vienen a trabajar en los Países Bajos.
  8. Cuadro de los intereses de grupo: se establece una tasa fiscal efectiva del cinco por ciento de los ingresos por intereses, bajo ciertas condiciones.
  9. Cuadro de patentes: un tipo impositivo de sólo el diez por ciento para la calificación de los ingresos de los activos intangibles de desarrollo propio.
  10. IVA y derechos de aduana a la importación de mercancías.

Cada una de estas características se explica más claramente, y en detalle, a continuación.
Si usted está interesado en iniciar actividades comerciales en los Países Bajos, seguro que hay algunos incentivos fiscales que pueden ser de su interés. Russo Van der Waal le puede ayudar en la realización de sus actividades, de manera que pueda beneficiarse al máximo de ellas.

4.1 La exención de la participación

La exención de la participación es una de las razones por las que muchas empresas eligen a los Países Bajos para localizar ahí sus principales inversiones. Consiste en una exención total de todos los beneficios derivados de la calificación de empresas de participación, dentro o fuera de los Países Bajos. Estos beneficios incluyen todo tipo de dividendos y ganancias de capital.

Condiciones:

En principio, se considera que existe la participación si:

  • La entidad holandesa tiene por lo menos el 5% del capital nominal desembolsado de una empresa filial residente / no residente.
  • La compañía filial se grava a una tasa de al menos 10% en su país de origen, de acuerdo con las normas de la legislación fiscal holandesa.
  • Los activos de la sociedad controlada no comprenden bienes inmuebles por el 90% de sus activos totales.

Cualquier costo asociado con una acción es deducible. Pérdidas derivadas de la liquidación de acciones podrán compensarse en determinadas condiciones.

Si la filial es grabada a una tasa menor del 10% en su país de origen, de acuerdo con las normas de la legislación fiscal holandesa, y los activos de la filial se componen de más de 50% de ‘inversiones libres’, entonces se aplica la denominada compensación de explotación. Inversiones libres se definen como inversiones que no son parte de la actividad principal de la filial.

La compensación de retención establece una exención parcial de la matriz sobre los rendimientos procedentes de su filial.

4.2 Red de Tratados

Los Países Bajos tienen una red de tratados superior para evitar la doble tributación y ha firmado tratados con alrededor de 80 países. La mayoría de los tratados tributarios implica una rebaja del impuesto de retención sobre los dividendos salientes. Además, los dividendos percibidos por sociedades residentes que califican para la exención de la participación están exentos del pago de impuestos holandeses. Debido a esta amplia red de tratados, los Países Bajos puede ser interesante para ubicar su negocio o para localizar una compañía “holding”,  por el simple uso de los beneficios del tratado tributario.

4.3 Tratamiento en grupo

Bajo ciertas condiciones, una sociedad matriz puede someterse a imposición en grupo junto con una o más de sus subsidiarias. Las principales ventajas del grupo fiscal son que las pérdidas de una empresa pueden ser deducidas de los beneficios de otra empresa del grupo; y que los activos fijos pueden, en principio, ser transferidos libres de impuestos de una empresa del grupo a otro.

Por otra parte, dentro del grupo fiscal basta con presentar solo una declaración de impuestos, en lugar de  elaborar una para cada uno de los miembros que integran el grupo. El tratamiento en grupo puede ser terminado a petición.

4.4 Ausencia de retenciones sobre regalías salientes e intereses

La legislación fiscal holandesa no prevé ninguna retención sobre las regalías e intereses de salida. A diferencia de los Países Bajos, la mayoría de jurisdicciones retienen impuestos sobre los intereses salientes y sobre el pago de regalías. Los impuestos retenidos pueden ser moderados por el tratado fiscal que se aplique, según el caso.

La falta de una retención de la fuente sobre estos pagos, en combinación con algunas otras facilidades de la legislación fiscal holandesa, convierte a los Países Bajos un país muy atractivo para la planificación fiscal, lo que implica esquemas de regalías y para la financiación de las empresas del grupo.

4.5 Ausencia del impuesto sobre las aportaciones y rebaja del capital mínimo

El impuesto sobre las aportaciones, que se impuso en 0,55% sobre la aportación de capital a una empresa, fue suprimido a partir del 1 enero de 2006. Esto significa que ya no se grava la aportación de capital a una empresa en formación y cualquier posterior expansión del capital. Además, el capital mínimo para una sociedad limitada, que antes era de € 18.000, fue suprimido desde el 1 de octubre de 2012.

4.6 La Resolución anticipada de impuestos (‘tax ruling’)

Una de las principales ventajas del régimen fiscal holandés es la posibilidad de obtener decisiones fiscales. Se trata de acuerdos de las autoridades fiscales sobre las consecuencias fiscales de una estructura o actividad propuesta. Generalmente, una resolución anticipada de impuesto (en inglés: ‘tax ruling’) toma la forma de un acuerdo de determinación entre las autoridades fiscales y el contribuyente de antemano, lo que une a las autoridades fiscales para gravar las actividades de los contribuyentes de una manera determinada. En particular, las sentencias de impuestos anticipados pueden hacer frente a la forma en que se puede determinar la remuneración de plena competencia para las actividades transfronterizas, teniendo en cuenta la localización de las funciones, los intangibles y los riesgos.

La principal ventaja de la sentencia de impuesto anticipado, para el contribuyente, es obtener claridad por adelantado acerca de las consecuencias fiscales de una transacción o inversión. En general, las resoluciones fiscales son redactadas y negociadas por asesores tributarios holandeses especializados. En Russo Van der Waal tenemos amplia experiencia en la obtención de resoluciones fiscales. Podemos optimizar su posición negociadora y asegurarnos de que su solicitud de resolución sea atendida tan pronto como sea posible, por parte de la oficina de impuestos.

4.7 La Resolución del 30%

Holanda tiene un incentivo especial para los no residentes que vienen a trabajar en este país, la denominada resolución 30%. Esta resolución permite al empleador otorgar una considerable cantidad de dinero, en calidad de reembolso, como subsidio libre de impuestos, aplicado al 30% del salario que percibe el empleado. La razón fundamental de esto es para cubrir los gastos extraterritoriales de los empleados en los Países Bajos.

La resolución del 30% es aplicable tanto para los empleados con escasa experiencia específica (quienes han sido contratados para un empleo en los Países Bajos, mientras aún estaban en el extranjero), como para los empleados de rango medio o alto que han sido removidos dentro de un grupo de empresas a un empresario holandés.

Se concede la resolución del 30% durante un período máximo de ocho años. Sin embargo, los empleados extranjeros que previamente han estado viviendo y / o trabajando en los Países Bajos, durante los últimos veinticinco años antes de su (nuevo) empleo en este país, se podrá conceder un plazo máximo de menos de ocho años.

Su período de trabajo anterior o la estancia se deducirá del período de ocho años. En el marco del 30% que rige el empleado puede optar por la condición de no residente parcial, como consecuencia los activos externos que constan en los cuadros 2 ó 3 no pagan impuestos en los Países Bajos.

4.8 Cuadro de los intereses de grupo

El cuadro de los intereses de grupo es sucesor del altamente exitoso régimen de financiamiento del grupo holandés, cuyo objetivo era atraer hacia los Países Bajos a las oficinas centrales y a las actividades internas del grupo.

El cuadro de los intereses de grupo establece una opción para tener el equilibrio de intereses devengados y los gastos de intereses, en relación con los préstamos desde y hacia las empresas del grupo que tributan a una tasa efectiva de impuestos del 5%. La solicitud de aplicación del cuadro de los intereses de grupo debe ser emitido por todas las empresas que integran el grupo.

4.9 Cuadro de Patentes

El denominado cuadro de patentes establece un tipo de gravamen de sólo el 10% para la calificación de los ingresos de los activos intangibles de desarrollo propio. La baja tasa especial de sólo el 10% está disponible bajo petición y se puede aplicar a partir del inicio del año fiscal en el que se realiza la solicitud.

El régimen del cuadro de patentes se aplica a todos los ingresos generados con el activo intangible, ya sea dentro del grupo o por parte de terceros. Los costos de producción de los activos intangibles de desarrollo propio se pueden deducir directamente de la base imponible.

El régimen del cuadro de patentes se aplica a los rendimientos de los activos intangibles en la medida en que tales ingresos superan los gastos deducibles realizados para el activo intangible.

4.10 IVA y los derechos de aduana a la importación de mercancías

Para la importación de mercancías en los Países Bajos, el sistema tributario holandés también puede ofrecer a los empresarios  una serie de características ventajosas.

  • Cuando se almacena los productos en los Países Bajos bajo el régimen aduanero, los derechos de aduana o gravámenes a la importación se pueden pagar posteriormente. Esto ofrece ventajas considerables de liquidez.
  • Existen procedimientos simplificados para todos los regímenes aduaneros, en virtud de la legislación aduanera de la Unión Europea. Por ejemplo, las autoridades aduaneras holandesas están dispuestas a aceptar los registros contables aprobados en las explotaciones comerciales, como base de control. Esto puede ser combinado a veces con un examen físico de las mercancías.
  • También es ventajosa la posición de los Países Bajos con respecto al Impuesto al Valor Agregado (IVA). A diferencia de otros estados miembros de la Unión Europea, los Países Bajos han establecido un sistema que prevé el aplazamiento del IVA en el momento de la importación. En lugar de pagar el IVA cuando los bienes se importan en circulaciones libres dentro de la UE, el pago puede ser diferido a una declaración periódica del IVA. Bajo este sistema, el IVA en la importación debe ser declarado por la cantidad que se puede deducir en la misma declaración. El sistema del IVA holandés ofrece a las empresas los beneficios de flujo de efectivo y con intereses significativos.